¿Tienes una idea y deseas fundar una empresa? Paymash da diez consejos y trucos para empezar bien tu start-up.  

1 – El primer paso es comenzar: La idea no debe existir solamente en la mente del fundador. Un lema común en la escena de las start-ups es - usando un anglicismo de moda - "just do it". Aborda las cosas de forma activa: asegura el nombre de dominio, esboza el producto o ilustra la idea con la construcción de un prototipo.

2 – Un plan de empresa sólido convence: Un plan de negocios convincente incluye elementos importantes, como las finanzas, el personal y el plan de marketing y convence a los potenciales proveedores de fondos para invertir en la idea. Es la hoja de ruta básica y expone en detalle el plan de empresa en el futuro. Es importante destacar que se trata de no complicar la idea en exceso y formularla de forma clara y convincente.

3 - Buscar consejo: el mundo de los negocios tiene muchas facetas. Ya que es imposible ser experto en todo. Confía en el consejo de personas cualificadas que entienden de su campo - y hazlo desde el principio. Abogados, desarrolladores o diseñadores. También para el pago de los servicios existen formas creativas como las acciones de empresa.

4 - La experiencia es valiosa: Una experiencia previa pertinente es indispensable para la creación de la empresa. Pero también durante la confección del equipo hay que asegurarse de que los empleados conocen y dominan su trabajo a la perfección. De esta manera se puede avanzar rápida y eficientemente durante la fase de puesta en marcha.

5 - El equipo es lo principal: Dos aspectos son esenciales en la configuración del equipo. La regla de oro 1: "Teamfit". En lo personal, tiene que estar bien. Pero también se requiere un pensamiento interdisciplinario. Nuevas habilidades se deben añadir al espíritu de equipo. La regla de oro 2: "Más inteligente que tú." Para impulsar el negocio se requiere de miembros de equipo con un excelente saber hacer.

6 - Conocer a los clientes: Escuchar es aquí la palabra mágica. Aprende todo acerca de tu audiencia potencial. Cuanto más los entiendas y reconozcas sus necesidades, mejor se pueden dirigir las acciones. 

7 - Sin marketing no funciona nada: La idea está ahí, pero nadie se fija en ella. Con el fin de convencer a la gente del valor del producto, una de las mejores inversiones que se pueden hacer es el marketing. Incluso con poco dinero se puede conseguir mucho. Elabora junto con expertos en comunicación una estrategia inteligente sobre dónde y cómo lograr los clientes.

8 – Toma decisiones basadas en hechos: Hechos, no emociones, son la base para las decisiones. Nadie debe tomar nada de forma personal - como en situaciones demasiado informales. Invierte tiempo en averiguar qué valiosas herramientas de análisis o estadísticas pueden proporcionar asistencia en la actividad diaria.

9 - Insiste en el pago anticipado: Especialmente, al ser recién llegados a la industria, es importante actuar con confianza. Exige como seguro el pago anticipado de tus clientes y no te dejes arrastrar a descuentos propios de dumping.

10 - El fracaso (a veces) es normal: Emprender es como una montaña rusa y los reveses suceden. Se debe aprender de las derrotas y seguir adelante. Y hoy en día los que fracasan ya no llevan encima un estigma negativo. También, gracias al movimiento global Fuck Up Nights, donde los que fracasan hablan de ello y otros emprendedores los animan. 

Conclusión: ¿Tienes una idea? Entonces no hay más que hablar. Haz algo. Con mucha perseverancia, un plan sólido y un equipo dedicado, la idea de la start-up tendrá éxito. Además, Paymash proporciona a las empresas jóvenes valiosas herramientas que facilitan enormemente el trabajo diario, como el sistema de punto de venta Paymash o una herramienta para hacer facturas u ofertas. Por lo tanto, los debería, podría, habría pertenecen al pasado.